Piragüismo

Miravet-Benifallet


En este tramo, podrás disfrutar de las vistas del castillo templario de Miravet, que nos van a acompañar durante gran parte del trayecto. Podremos, si el rio lo permite, rodear las ruinas de un antiguo molino árabe situado en un rincón pintoresco y, cómo no, pasaremos por el estrecho de Barrufemes, un estrecho del rio donde las aguas se ralentizan y nos veremos rodeados por dos descomunales paredes que nos harán sentir minúsculos.

MIRAVET

Puedes empezar por una visita al casco antiguo del pueblo de Miravet, seguro que sus calles empinadas y estrechas, algunas de ellas encima del acantilado que da a rio, no te van a dejar guardar la cámara de fotos ni un segundo. Estas mismas calles te llevaran hasta la Iglesia Vieja, una iglesia renacentista construida encima de una antigua mezquita musulmana.

Más información: http://www.viulebre.com/que_visitar/esgl%C3%A9sia-vella-de-miravet

Como no, también puedes visitar el Castillo de Miravet, conquistado por Ramon Berenguer IV a los árabes y cedido a la Orden del Templo, que lo amplió hasta formar el castillo que se puede ver hoy en día.

Más información: http://www.viulebre.com/que_visitar/castell-de-miravet

BENIFALLET

Visita las cuevas de Benifallet, concretamente la Cueva del Dos y la impresionante Cueva Meravelles. Se pueden visitar andando sin ningún problema, y un guía os va a acompañar y a explicar todas sus curiosidades.

Más información: http://www.viulebre.com/que_visitar/coves-de-benifallet

Consejos de utilidad

En verano deberíamos llevar ropa y calzado que se pueda mojar. El calzado mejor que esté bien sujeto al pie evitando, si puede ser, las chanclas "de dedo", ya que son mas fáciles de perder y no resultan tan cómodas para ir en kayak.

Durante la actividad es importante llevar agua, repelente de mosquitos, crema solar de protección alta y una gorra. También es recomendable llevar ropa de recambio para después de la actividad.

Si es la primera vez que practicáis piragüismo, os recomendamos un kayak individual, ya que, contrariamente a lo que parece, es mucho más fácil de manejar que el kayak doble.

Si queréis llevar a vuestros hijos pero os parece que son demasiado pequeños, no hay problema: en los kayaks dobles hay un par de asientos centrales más pequeños para los niños, de forma que en un kayak doble pueden ir dos adultos y dos niños.

En invierno es importante llevar un jersey térmico o que mantenga el calor corporal y una chaqueta impermeable. Nosotros nos ocupamos de dejaros un "cubre-bañeras" para impedir que se os mojen las piernas.