Piragüismo

Xerta-Tortosa


Sal del pueblo de Xerta aguas abajo y te podrás adentrar a la Isla de Audí, una reserva natural de fauna salvaje que hará que te sientas parte del río Ebro.

Siéntete protagonista entrando en piragua a Tortosa, pasando por debajo de sus puentes y navegando entre las casas de Ferreries y Tortosa.

A XERTA

Da una vuelta por el pueblo y podrás ver su peculiar iglesia, coronada por unos característicos perros que señalan los cuatro puntos cardinales. También podrás encontrar algunas casas señoriales de estilo modernista.

Más información: http://www.viulebre.com/poblacions/passejant/xerta

A TORTOSA

Visita la catedral de Santa María, de arquitectura gótica, y su museo con más de 200 piezas de gran valor religioso y artístico.

Más información: http://www.viulebre.com/que_visitar/catedral-de-santa-maria-de-tortosa

Tienes la opción de visitar el Centro de Interpretación de la Semana Santa de Tortosa, situado en la antigua iglesia de San Antonio Abad, reconstruida para poder albergar las representaciones y los elementos más característicos de la Semana Santa tortosina.

Más información: http://www.viulebre.com/que_visitar/centre-dinterpretaci%C3%B3-de-la-setmana-santa-de-tortosa

Contempla el modernismo más característico de Tortosa a través de las paredes del Antiguo Matadero, una obra llevada a cabo por el arquitecto Pau Monguió Segura.

Visita también la Sala d’Exposicions Antoni Garcia.

Más información: http://www.viulebre.com/que_visitar/antic-escorxador-de-tortosa

En el Archivo Histórico Comarcal de las Terres de l’Ebre, situado en los Reales Colegios de Tortosa, podrás ver antiguos documentos firmados por personajes históricos, como Ramon Berenguer IV, o documentos tan curiosos como “Els Costums de Tortosa”, fechados a finales del S.XIII.

Más información: http://www.viulebre.com/que_visitar/arxiu-hist%C3%B2ric-comarcal-de-les-terres-de-lebre

No puedes dejar de visitar el Castillo de la Suda, de origen musulmán, y con unas vistas espectaculares sobre la ciudad de Tortosa, Lo Port y el valle del Ebro. Paséate por sus murallas y descubre sus numerosos fortines.

Más información: http://www.viulebre.com/que_visitar/castell-de-la-suda

Adéntrate en los Jardines del Príncipe, un curioso parque-museo, con veinticuatro grupos escultóricos, a parte de la interesante colección botánica.

Más información: http://www.tortosaturisme.cat/ca/que-fer/5-principals-espais-de-visita/79-els-jardins-del-prncep-museu-descultures-a-laire-lliure-de-santiago-de-santiago/

Visita el Museo del Ebro, situado en el interior del Pont del Mil·lenari. Apréndelo todo sobre el rio mediante sus dos exposiciones fijas, y sorpréndete con la tercera sala y sus exposiciones temporales.

Más información: http://www.viulebre.com/que_visitar/museu-de-lebre

Y si te gusta la arquitectura, y más concretamente el modernismo, tienes la opción de realizar la ruta modernista de Tortosa. Podrás ver edificios emblemáticos como el Mercado Municipal, la Casa Burnet, el Antiguo Matadero...

Más información: http://www.viulebre.com/rutes/la-tortosa-modernista

Consejos de utilidad

En verano deberíamos llevar ropa y calzado que se pueda mojar. El calzado mejor que esté bien sujeto al pie evitando, si puede ser, las chanclas "de dedo", ya que son mas fáciles de perder y no resultan tan cómodas para ir en kayak.

Durante la actividad es importante llevar agua, repelente de mosquitos, crema solar de protección alta y una gorra. También es recomendable llevar ropa de recambio para después de la actividad.

Si es la primera vez que practicáis piragüismo, os recomendamos un kayak individual, ya que, contrariamente a lo que parece, es mucho más fácil de manejar que el kayak doble.

Si queréis llevar a vuestros hijos pero os parece que son demasiado pequeños, no hay problema: en los kayaks dobles hay un par de asientos centrales más pequeños para los niños, de forma que en un kayak doble pueden ir dos adultos y dos niños.

En invierno es importante llevar un jersey térmico o que mantenga el calor corporal y una chaqueta impermeable. Nosotros nos ocupamos de dejaros un "cubre-bañeras" para impedir que se os mojen las piernas.